The Infinite Mix

Con intención de sumergirme en todas las posibilidades sensoriales que tiene el video, me fui a ver una exposición, dedicada en exclusiva a este soporte, organizada por la Hayward Gallery en un espacio alternativo en Londres mientras rehabilita sus instalaciones.

Tenía toda la pinta de ser un planazo, pero fue incluso mejor.

La expo reúne la obra de 10 de algunos de los mejores artistas audiovisuales del momento que exploran las múltiples posibilidades del video como soporte, con ideas muy distintas y desde los formatos más dispares.

Había de todo, proyecciones en varias pantallas, a través de hologramas, formatos de cine 3D… algunos de ellos con intención documental y otros con inesperadas mezclas de imagen y sonido, con el fin de emocionar al espectador y remover sus sentidos.

Me gustó mucho la obra que abre la expo del inglés Martin Creed. En él, un grupo de personas con distintas discapacidades cruzan un paso de cebra de la ciudad de Nueva York al son de una música super pegadiza. Está lleno de energía.

La obra de Ugo Rondinone en blanco y negro, en la que el poeta John Giorno recita un poema en el que da las “gracias por nada” con motivo de su 70 cumpleaños, es simplemente sensacional. Es un canto a la ironía y el sarcasmo más afilado. Lo había visto el año pasado en Paris y no le había dedicado el tiempo suficiente para disfrutarlo y ahora por fin sí.

El viaje al espacio de Rachel Rose en el que un astronauta cuenta su experiencia al contemplar la tierra desde el espacio y sus vivencias al volver es buenísimo, sobre todo por la mezcla de escenas rodadas en ingravidez y otras en las que ha utilizado cosas tan elementales y básicas para la vida como leche, agua o colorantes para recrear los ambientes espaciales.

La belleza del holograma de Dominique Gonzlaez – Foerster es única, la sensación de “ver” a Maria Callas cantando La Traviata al fondo de una sala oscura resultó de lo más inquietante y sorprendente.

dominique-gonzlaez-foerster-maria-callas

Y los bailes acrobáticos de la bailarina japonesa Bom Bom, de Jeremy Deller & Cecilia Bengolea de lo más histriónico, una especie de versión moderna de un cuento surrealista.

Ha tenido tanto éxito que han decidido prolongar su duración, así que no pierdas la oportunidad de verla. me encantará saber que te parece!

The Infinite Mix, The Vinyl Factory, The Strand. Londres. Hasta el 11 de diciembre.