Los Artist Room de la Tate: Richter y Flavin

Hoy me despido hasta septiembre con dos de mis artistas favoritos: Gerhard Richter y Dan Flavin.

Esta vez escojo dos importantes obras que puedes ver en la Tate Modern de Londres dentro del programa Artist Rooms del que ya te hablé hace un tiempo con motivo de una obra de Martin Creed. Se trata de un programa por el que las diferentes galería Tate y los Museos de Escocia adquieren y exponen obras de características importantes y las muestran en unas salas específicas de cada uno de los museos.

La última vez que estuve en la Tate tuve la suerte de coincidir con la muestra de dos piezas sensacionales de artistas imprescindibles.

Por un lado, una escultura de cristales de Gerhard Richter  quien ha sido una de las estrellas de la pasada  edición de Art Basel. Richter es fundamentalmente un pintor con una fuerte carga conceptual. Generalmente su obra trata de explorar todas las posibilidades de creación a través de la pintura, bien para reflejar la realidad o para investigar con los colores, texturas o técnicas.

A finales de los años ´60 comenzó a experimentar con el cristal como medio para reflejar la realidad y convertirla en algo pictórico.

Richter 2

Mirror Painting/Grey (735-2), 1991 está formada por una serie de cristales superpuestos apoyados sobre la pared, el último de ellos pintado de gris, dando lugar a un cuadro que refleja una realidad en escala de grises, directamente relacionada con sus pinturas grises.

Richter 1

Y además, dos salas para Dan Flavin, qué gozada! Gran parte de la obra de Flavin está basada y dedicada a la obra de artistas, filósofos y coleccionistas.

Una de ellas estaba dedicada a su serie Monuments basada en un proyecto de obra no realizado del artista constructivista ruso Vladimir Tatlin, un monumento a la  3a internacional. Se trata de una extensa colección de obras muy austeras, formadas únicamente por fríos neones blancos, en composiciones totalmente rectilíneas y simétricas, no dejando lugar al color o a horizontales o diagonales.

Flavin 2

 

Flavin 3

En otra, explosión de color absoluta! Qué preciosidad! Comprendo que soy fan total de su obra y ninguna más adecuada por la buena energía y el “buen rollo” que desprenden para desearte unas muy felices vacaciones!

Flavin I

¡Hasta septiembre!