Clase de historia: una colección privada y la Rusia más intensa

La semana pasada he vivido con intensidad la XIX edición de ESTAMPA, la feria internacional de Arte Múltiple que se ha presentado con propuestas e intenciones renovadas, ya que he dirigido su programa de Coleccionistas, como habrás podido seguir en mi twitter.

Entre las muchas actividades realizadas, hemos visitado dos exposiciones que me encantaría que no te perdieras, son interesantísimas.

Por un lado la Colección privada Los Bragales, un recorrido por la historia del arte desde 1950 con un marcado acento español en algunas de sus épocas que muestra la evolución artística de su propietario, Jaime Sordo.

Por otro La caballería roja, el intenso e interesante recorrido por la historia rusa entre 1917 y 1945 a partir del famosísimo cuadro de Malevich.

Para cualquier información adicional que puedas necesitar no dudes en contactar conmigo y no olvides seguirme en twitter @artshopper para estar puntualmente informado de todo.

Los Bragales. Travesía de una Colección

Acceder a colecciones de arte privadas en es algo francamente complicado e inusual. Más aún si no eres amigo de sus propietarios o formas parte del mundo del arte de modo profesional.

Son contados los ejemplos de colecciones privadas que se hacen públicas y accesibles. Las colecciones Thyssen Bornemisza, Lázaro Galdiano, Coca Cola y Helga de Alvear por ejemplo se muestran de modo permanente.

Otras como la Colección Los Bragales sale de «su casa» de manera excepcional, para que todos podamos disfrutarla y aprender de la evolución de su propietario. Un lujo al alcance de todos.

Su propietario, el asturiano Jaime Sordo, comenzó de un modo similar al que todos podríamos y con artistas cercanos a él geográficamente Nicanor Piñole y Pepa Osorio. Organizó una subasta para recaudar fondos en su época de estudiante en la que no se vendió nada. Le gustó una obra de cada uno de estos artistas y decidió quedárselas.

A partir de ahí se aficiona y adquiere obras de los principales representantes del arte español entre los años ´50- ´70 como Oscar Domínguez, Luis Feito o Manuel Rivera

Tiene una intensa actividad en los ´80, con obras de casi la totalidad de los artistas nacionales importantes del momento como Juan Muñoz, Ferrán García Sevilla o Abraham Lacalle.

Y evoluciona de manera magistral a la más rabiosa contemporaneidad con representación de obras de Thomas Ruff, Stephan Balkenhol o Santiago Sierra.

Además de este estupendo recorrido por algunos de los representantes de la historia del arte de los últimos 50 años, destaca la plena representación de disciplinas en la colección que queda evidenciada en la primera sala de la exposición. Todas tienen cabida de la pintura al vídeo y muestran la pasión de su propietario por el riesgo, la evolución y el aprendizaje a lo largo de los años.

La exposición se distribuye de manera cronológica, lo que favorece su visita y apoya a los menos iniciados en su aprendizaje a través de estos años.

Centro de Arte de Alcobendas. Hasta el 7 de enero

«La Caballería Roja. Creación y poder en la Rusia soviética de 1917 a 1945»

Con motivo del año bilateral hispano ruso, podemos ver en Madrid una impresionante exposición en la que a través del arte, recorremos uno de los períodos más prolíficos y polémicos de la historia universal.

En ningún país, en ningún tiempo, se ha concentrado tanto talento creativo como en la Rusia soviética de las tres primeras décadas del siglo XX. La Casa Encendida reúne a muchos de sus protagonistas (Kandisky, Malévich, Einsestein, …) en esta muestra que trata de analizar su relación con el poder político de la época y de establecer una foto de grupo de esta generación tan excepcional

Todo soporte tiene cabida: cuadros, esculturas, carteles, objetos, maquetas, dibujos, textiles, películas, canciones… recreando un apasionante viaje que comienza con el estallido de las vanguardias hasta la utilización política de las manifestaciones culturales.

La exposición destaca por lo bien comisariada y articulada que está, cada obra visual o sonora te sitúa perfectamente en cada período y te ayuda a no perder el hilo de un período tan convulso.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=lyQPA9INPfs]

Así, se abre con la obra que también le da título La Caballería Roja de Malevich, de fondo suena el himno de la y todo se refiere a un momento de creatividad total y explosión de vanguardia.

Esto da paso a un importante desarrollo industrial, apoyado por toda manifestación artística para evolucinar a un arte reprimido bajo la propaganda política y al servicio del poder.

Se trata de una extensa muestra, con más de 300 obras. Sin duda te recomiendo que te inscribas a una de las muchas visitas guiadas que se ofrecen para no perder detalle, los guías son excepcionales.

Además, por motivos de conservación, la temperatura de las salas es bastante baja por lo que no dejes tu abrigo en el guardarropa o… ¡lo echaras de menos!

La Casa Encendida, Madrid. Hasta el 15 de enero.