Colección Helga de Alvear. Un must en septiembre

Vuelvo de vacaciones con las pilas cargadísimas para afrontar la nueva temporada artística.

Para empezar, una exposición imprescindible, que recorre muchos de los mejores momentos del arte contemporáneo actual internacional.

Helga de Alvear (Kirn/Nahe, Alemania 1939) inició su relación con el arte contemporáneo a finales de 1960 tras conocer a una de las galeristas más importantes en la España de entonces, Juana Mordó. Trabajó después con ella en su galería y tomó su relevo al frente de la misma al fallecer. Después, tras unos años, abrió su propia galería muy cerca del Museo Reina Sofía, desde donde sigue realizando una incesante labor de promoción del arte contemporáneo internacional más puntero.

Como una extensión natural a esta biografía, Alvear comenzó a coleccionar, creando una colección que supone un fantástico recorrido por la historia del arte más actual, que está al nivel de las mejores de Europa.

Desde 2006 la colección reside en Cáceres, en un Centro de Artes Visuales bajo el mismo nombre y de manera excepcional, una parte de sus obras se muestran en Madrid para que todos disfrutemos de ellas.

Me encantó la instalación de luminosos de Jason Rhoades, con tubos, cds, sartenes, mantas… una especie de medina tecnológica preciosa. A su lado, una escultura de madera de Richard Deacon uno de los grandes maestros británicos del momento.

Richard Deacon + Jason Rhoades. Col. Helga Alvear
Richard Deacon + Jason Rhoades. Col. Helga Alvear

Después, una serie de encuentros increíbles, ya que como todo es bueno, las agrupaciones resultan increibles.

Así, chinos geniales de Juan Muñoz miran su reflejo en un espejo, mientras Helena Almeida fotografía las sensuales piernas de una señora caminando.

Munoz+Almeida Helga Alvera

Más adelante, una sala más arquitectónica, con un extraordinario Hotel para pájaros de Thomas Schutte, acompañado por fotografías de Andreas Gursky y Frank Thiel. Esta sala es preciosa!

Thomas Schutte, Frank Thiel+Andreas Gursky. Col Helga Alvear

Me gustó también el diálogo entre una escultura y unas pinturas de José Pedro Croft, aunque el lugar en el que están no es el más bonito de todos… una pena porque son estupendas.

Y de las muchas pinturas sobre bastidor, me quedo con la de Ángela de Cruz… pero es una dificil elección.

Angela de la Cruz. Helga Alvear

Seguiría enumerando obras sin parar, porque la selección es estupenda, una auténtica clase de arte actual. Así que si quieres ponerte al día, no dejes de ir a verla porque pasarás un rato estupendo.

El arte del presente. COLECCIÓN HELGA DE ALVEAR. Mecenazgo al servicio del arte. Centro Centro. Plaza de Cibeles 1, Madrid. Hasta el 3 de noviembre.