Goya: Sus retratos

Hoy es 12 de octubre, fiesta nacional, y estando fuera de casa no se me ocurre mejor manera de celebrarlo que invitándote a recorrer una magnífica exposición que vi ayer por la mañana, dedicada a uno de los españoles más universales de la historia: Francisco de Goya.*

Francisco de Goya. La Duquesa de Alba 1797. The Hispanic Society of America.
Francisco de Goya. La Duquesa de Alba 1797. The Hispanic Society of America.

La semana pasada la National Gallery inauguró la exposición más importante dedicada a su figura en Inglaterra, centrada en su magnífica labor como retratista.

Francisco de Goya. Los Condes de Osuna y sus hijos, 1788. Museo Nacional del Prado.
Francisco de Goya. Los Condes de Osuna y sus hijos, 1788. Museo Nacional del Prado.

No puedo valorarla más allá de lo apasionante que fue disfrutar de 70 obras espectaculares, que sin necesidad de explicación, demuestran la genialidad del artista  y como su talento dio un giro al género del retrato, siendo capaz de captar el carácter de cada personaje pintado: destacados personajes de la época, desde la realeza y la aristocracia hasta políticos, ilustrados e incluso familiares.

Francisco de Goya.  Manuel Osorio Manrique de Zúñiga. The Metropolitan Museum of Art, Nueva York.
Francisco de Goya. Manuel Osorio Manrique de Zúñiga. The Metropolitan Museum of Art, Nueva York.

Un trabajo de 10 años en los que se ha logrado reunir obras procedentes de São Paulo, Nueva York, México, Estocolmo o Madrid, de colecciones privadas e institucionales francamente generosas; ¡el Museo del Prado de Madrid ha cedido 12 obras!

La expo abre con un increíble cuadro del Conde de Floridablanca, su mecenas en este género ya que le encargó su primer trabajo de este tipo y le abrió las puertas de las familias más importantes.

Francisco de Goya. El Conde de Floridablanca, 1783. Colección del Banco de España, Madrid.
Francisco de Goya. El Conde de Floridablanca, 1783. Colección del Banco de España, Madrid.

Después cuadros increíbles, me gustaron especialmente el de «La condesa-duquesa de Benavente» quien aparece maravillosamente vestida, elegante y presumida, y que perteneciente a una colección privada pocas veces se ha expuesto.

Francisco de Goya. La Condesa-Duquesa de Buenamente. Colección privada, Madrid.
Francisco de Goya. La Condesa-Duquesa de Buenamente. Colección privada, Madrid.

El retrato de «Los Duques de Osuna y su familia» un precioso retrato familiar con unos niños ideales.

Francisco de Goya. Los Condes de Osuna y sus hijos, 1788. Museo Nacional del Prado.
Francisco de Goya. Los Condes de Osuna y sus hijos, 1788. Museo Nacional del Prado.

Y por supuesto la «Duquesa de alba» con mantilla negra, rotunda y poderosa. Una oportunidad excepcional de ver este cuadro que es la segunda vez en su historia que abandona su casa, la Hispanic Society of America de Nueva York.

Francisco de Goya. La Duquesa de Alba 1797. The Hispanic Society of America.
Francisco de Goya. La Duquesa de Alba 1797. The Hispanic Society of America.

Aunque el Museo del Prado esté lleno de Goyas, si vienes a Londres antes del 10 de enero no pierdas la oportunidad de verla.

National Gallery, Londres. 

*(aunque esto suponga salirme del guión de este blog, dedicado al arte contemporáneo).