Marc Chagall. Calvario 1912

Viajar es un placer y si en tu destino coincides con obras maestras fuera de su “hábitat natural” la experiencia es aún mejor.

Hace unos días me fui de viaje a Amsterdam y tuve la suerte de coincidir con una de ellas que también “está de visita” en la ciudad.

El motivo es por una iniciativa de la Nieuwe Kerk de Amsterdam (Iglesia Nueva) que en 2001 se le ocurrió la idea de invitar una vez al año y durante un período de 7 semanas, a una importante obra religiosa, de relevancia histórica, procedente de un museo o colección muy importante del mundo.

Vista de Nieuwe Kerk en la plaza de Dam, Amsterdam
Vista de Nieuwe Kerk en la plaza de Dam, Amsterdam

La obra puede referirse a cualquier religión de profesión mudial, pero es imprescindible que se trate de una obra maestra, que evoque la contemplación y meditación intrínseca al espacio donde se muestra y que favorezca la visita a la Iglesia.

La primera obra seleccionada en 2001 fue La Sagrada Familia, 1945 de Rembrandt  y en años sucesivos le siguieron obras como La última cena, 1986 de Andy Warhol o La ascensión de Tristán (2015) de Bill Viola.

Este año, para celebrar el 15º aniversario del programa el artista invitado es Marc Chagall.

Chagall es considerado uno de los pioneros del arte moderno. Formó parte de las vanguardias parisinas que precedieron la Primera Guerra Mundial, pero siempre estuvo un paso por delante de ellas, quedando muy cerca de movimientos emergentes como el cubismo y el fovismo.

La obra elegida Calvario, 1912 que pertenece a la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) es un claro ejemplo de esto.

Marc Chagall  Calvario, 1912 Colección MOMA, NYC
Marc Chagall
Calvario, 1912
Colección MOMA, NYC

En ella deja patente la influencia que los nuevos movimientos están dejando en su obra. Es además una obra clave por pintar en ella a un Cristo judío crucificado y autorretratarse a él mismo en la cara de un niño.

La presentación es fantástica ya que la iglesia situada en el centro de la ciudad es preciosa. Antes de llegar a ella hay una serie de paneles explicativos que de un modo sencillo y claro hacen una buenísima introducción al artista y su obra.

Captura de pantalla 2016-03-18 a las 7.48.01

Captura de pantalla 2016-03-18 a las 7.48.12

La obra la encuentras después, en un espacio muy recogido, solamente acompañada de música haciendo de la experiencia un rato único.

Vista de la instalación de Calvario, 1912 de Marc Chagall Amsterdam Foto de  Janiek Dam
Vista de la instalación de Calvario, 1912 de Marc Chagall
Amsterdam
Foto de Janiek Dam

 

Vista de la instalación de Calvario, 1912 de Marc Chagall Amsterdam Foto de  Janiek Dam
Vista de la instalación de Calvario, 1912 de Marc Chagall
Amsterdam
Foto de Janiek Dam

No se me ocurre mejor manera de desearte una muy feliz Semana Santa en vísperas del Domingo de Ramos.

Nieuwe Kerk, Amsterdam. Hasta el 10 de abril