Martin Creed, un juego de luz y… magia!

Mañana se inaugura en la Hayward Gallery londinense la exposición más completa realizada hasta la fecha de la obra del artista británico Martin Creed.

Para que os vayáis preparando para lo que pronto os contaré sobre ella, hoy comparto con vosotros la obra de Creed que de forma temporal se muestra estos meses en la Tate Britain, dentro de su programa Artist Room.

Se trata de una colección de arte moderno y contemporáneo internacional adquirida por las National Galleries of Scotland y la Tate con fondos privados y públicos. Está formada por instalaciones y obras de grandes dimensiones que viajan por los diferentes centros para que puedan ser vistas por todos. Una idea genial!

Work No. 227: The lights going on and off se mostró en esta misma galería en el año 2001 cuando Creed participó en la edición del prestigioso Premio Turner de ese año. Le dio mucha suerte ya que lo ganó!

Creed es un artista capaz de sacar de contexto cualquier cosa de nuestra vida cotidiana o entorno y alzarla a la categoría de obra de arte, sin aparente esfuerzo.

En esta obra, Creed juega con la percepción que normalmente tenemos de una sala de exposiciones, espacio que siempre pasa desapercibido al centrar nuestra atención en las obras expuesta.

En la instalación Work No. 227: The lights going on and off  Creed juega con la percepción que normalmente tenemos de una sala de exposiciones, espacio que siempre pasa desapercibido al centrar nuestra atención en las obras expuesta. Y¿ cómo lo hace? de la manera más sencilla! Encendiendo y apagando la sala en una secuencia de tiempo, para que nuestra experiencia en la sala cambie con los cambios de luz. Tan sencillo y tan genial como eso!

Muchos pensaréis, qué tontería más grande! Eso lo hago yo! Pero ahí está la genialidad, hay que hacerlo y darle un sentido como Creed hace 😉

Un motivo más para visitar la Tate Britain después de su rehabilitación.

Tate Britain, Londres. Hasta el 20 de abril de 2014.

 

 

Privacy Preference Center