Un taller de grabado

Esta semana la dedico a la Obra Gráfica, y más que de un artista concreto, os quiero contar cómo es su proceso de realización, ya que es una técnica que ofrece grandes ventajas al coleccionismo y que muchas veces se considera un arte menor, quizá por desconocimiento.

Hace unos días, el galerista Dan Benveniste me invitó a conocer su taller de grabado.

Fue una experiencia interesantísima ya que, aunque conozco la técnica, nunca había tenido la oportunidad de ver cómo se lleva a cabo.

Es un espacio genial, lleno de tornos, planchas, botes de tinta… curiosamente muy ordenadas! Allí nos mostraron el proceso de realización de un grabado, concretamente de una xilografía de la artista noruega Britt Juul.

 

El artista realiza las planchas en el taller, hasta que da con el trabajo y la calidad buscada. Deja las planchas y una prueba definitiva de cómo ha de realizarse la edición, el Bon à tirer (BAT) dejando perfectamente específicadas cada mínima caracerística. Éstas pruebas normalmente no se comercializan.

Después el taller, realiza una a una cada obra que forma la serie, dando lugar a un proceso único para cada impresión. Así, aunque la obra gráfica no sea única, cada una de las obras que conforman una serie si cuenta con un proceso individual de creación.

 

La plancha diseñada por el artista se pasa a molde. Éste se entinta, se coloca en el torno y sobre él, el papel sobre el que se realizará la impresión. Después, se pasa el tórculo que ejerce una presion de 1,5 toneladas por metro cuadrado, de ahí que podais encontrar obras en las que al pasar la mano, noteis las hendiduras del molde.

 

Después se comprueba que el resultado sea fiel a la muestra dejada por el artista y vuelta a empezar desde el principio.

 

Al terminar la serie, se envía al artista para que supervise el trabajo realizado, firme y numere la edición.

Este soporte es muy recomendable para aquellos que aún no habeis comenzado a coleccionar y para los quepor presupuesto, no podéis acceder a la obra de artistas muy consagrados, ya que te permite acceder a la obra de casi todos los artistas existentes en el mercado, pero a unos precios mucho más competitivos . El abanico de precios parte de menos de 100€ hasta cualquier cifra que se te pueda ocurrir! Y los parámetros de calidad son impecables!

En la galería Benveniste Contemporary han formado un club, en el que por unos 1.000 € anuales recibes dos carpetas con 3 grabados cada uno, realizados para este motivo por reconocidos artistas, y con tiradas limitadas al número de miembros del club (limitado a 100 suscriptores). Una manera de acceder a obra de estupendos artistas como Rita MacBride o Diango Hernández a unos precios inferiores a los de mercado.