Urbanitas: William Klein y David Lamelas

hoy quiero compartir contigo la obra de dos artistas esenciales que han escogido el espacio urbano como protagonista y telón de fondo de las historias que nos cuentan.

Por un lado William Klein en la Tate Modern londinense con su apasionante mirada sobre Nueva York.

Y David Lamelas con una historia de pasión desagarrada que transcurre entre las ciudades de su vida, de Buenos Aires a Londres.

No dudes en contactar conmigo para ampliar cualquier información que pudieras necesitar y seguirme en Twitter.

WILLIAM KLEIN

La Tate Modern vuelve a sorprendernos con una de las exposiciones fotográficas de referencia en la temporada artística europea: la primera retrospectiva conjunta de dos de los fotógrafos más importantes e influyentes vivos.

La muestra reúne 300 obras de William Klein (USA, 1928) y Daido Moriyama (Japón, 1938) fechadas desde los años 50 a nuestros días.

 

Klein y Moriyama exploraron Nueva York y Tokio de forma transgresora y visionaria a través de sus objetivos convirtiéndolas en  protagonistas absolutas.

Me ha fascinado la obra de Klein, osada y adelantada a su tiempo, mostrando una Nueva York super moderna, multiracial y bonita.

Klein coquetea con el cine, con la moda realizando editoriales para Vogue, históricos por sacar a las modelos a la calle y hacer a la ciudad protagonista y no un mero paisaje. Impresionante la foto del paso de cebra con dos modelos elegantísimas cruzando vestidas en blanco y negro.

Mete su objetivo en la vida de la alta sociedad, la callejera y la protesta política, desde las manifestaciones contra la guerra hasta las marchas del orgullo gay, y en los efectos de la globalización y la pobreza urbana.

Me encantan las obras en las que interviene con esmalte positivos de gran tamaño. Impactantes. De mis favoritos, la imagen de unas mujeres en una sauna parisina, unas coquetas odaliscas modernas.

No te pierdas este vídeo en el que el propio Klein comenta su obra y puedes ver su estudio.

Video William Klein Tate Modern Gallery

Tate Modern Gallery, Londres. Hasta el 20 de enero.

DAVID LAMELAS. The Light at the Edge of a Nightmare

Si me sigues habitualmente, notarás que el vídeo no es mi fuerte pero que cuando uno me gusta, simplemente me encanta!

Esto es lo que me ha pasado con el piezón que me he encontrado en la última exposición del argentino David Lamelas (Buenos Aires, 1946) en Madrid.

 

Lamelas es un reconocido artista conceptual especialmente por sus películas e instalaciones en vídeo, que trata de una manera muy personal las coordenadas de espacio y tiempo.

En The light at the end of a nigtmare Lamelas presenta una instalación de 5 proyeciones consecutivas, rodadas en Buenos Aires, Los Ángeles, Berlin, Paris y Londres, ciudades en las que ha vivido por este orden.

Cada proyección repite en mismo guión, una historia de amor y odio entre un hombre y una mujer con final trágico. Cambian los personajes y escenarios pero la trama se repite de manera obsesiva.

Filmada entre 2002 y 2005, están rodadascon estética vintage, rememorando los años 60 y 70.

Para rematar, una banda sonora impecable, del compositor Carlos Cutaia, buenísima! Merece la pena detener tu agenda y sentarte a disfrutar de este espectáculo, un auténtico placer para los sentidos.

Completa la exposición una instalación depuradísima y llena de contenido. Un vinilo con el texto En este espacio dos personas no se encuentran custodiada por dos relojes de pared desincronizados. Exquisita.

 

Galería Parra & Romero. Hasta el 23 de noviembre